martes, 4 de enero de 2011

en construcción

Para vivir un año es necesario
morirse muchas veces mucho
Ángel González

Me propongo construir un tiempo lleno,
a pesar de mi llanto y manos rotas,
otro tiempo con diferentes notas
al que aún se le pueda llamar bueno.

Tan necia soy con el claro veneno
que no lo administro en cuentagotas
y a tragos largos como los idiotas
vengo a beber sin que haya freno.

Para, sé cauta, que entre sorbo y sorbo
puedas ver el aliento que descargas
y el oxígeno que tomas en cada

bocanada no sea un estorbo.
Expira cada una de las cargas
no empieces este tiempo acongojada.

Nares Montero
Foto: El tercer español. Tirada por Eva Siete, retocada por Nares Montero

4 comentarios:

la louchette dijo...

¡Esa es mi Nares!

Elena Lechuga dijo...

La construcción resbala por sí misma.
Al contenido me apunto

Feliz año, Nares

Jose Zúñiga dijo...

Ya hablaremos de esta construcción, miraquelinda, porque la métrica, en fin, habrá que escandir.

Monogatari dijo...

una de más por allá y una de menos por acá, la suma es la misma, el resultado inexacto
y el encabalgamiento se me desboca