martes, 28 de diciembre de 2010

donde se nos quedó la nieve


¿Vendremos de servir, acaso, para
algo más cierto que nosotros mismos?
Todos los peldaños a nuestras copas
desnudas, que todavía no arden.
Cuánta misericordia en el silencio
y en las manos aún blancas del nonato.

Nares Montero
Foto: Riaza2010. Nares Montero