miércoles, 8 de abril de 2009

The saddest girl of the city















Quisiera restarle al tiempo tus lágrimas y esconder de Madrid ciertas calles.

Pedir que no te esmeres en huidas. No te agotes.
No te azotes, no te pierdas.
No oposites a una invisibilidad certera.

Quisiera entender y que entendieras.

Tu luz está por encima de estrellas,
por debajo de mentiras,
en el medio de la botella.

Quisiera restarle a la ciudad preguntas y al tiempo tristeza.

Sé, lo que te ocupa.
Sé lo que te ronda, pirómana poeta.
Suspende el simulacro, saca del horno la cabeza.

You are a candle that gives light towards out.
You save the land.
Save you, phoenix, from the spring wind.
Overfly your spirit.
Save you from this chimera.

Yo quisiera tener y que tuvieras un inventario de respuestas.

Nares Montero

4 comentarios:

Edu dijo...

Madrid, la inspiracion del poeta o la morada del mismo. Este poema me recuerda a una columna de Alvite, pero en formato de verso. Muy original tu acabado del mismo.
Un Saludo.

trovador errante dijo...

Te volví a leer enterita, que se que te gusta niña roja...;-)

Yo no se lo que es el Alginato ese de marras, ni ganas. Prefiero la cerveza rubia que m pone de mejor humor y buena onda.

Este abril no nos lo roba nadie mi niña, nadie. Nos lo merecemos y lo necesitamos.

Que fluya la vida en las asambleas de mujeres y en la poesía.

Besos

kika... dijo...

gracias bella

he vuelto

estoy llorando....

gracias, gracias, gracias por todo
por el maquillaje
por el poema (que es maravilloso)
por la foto
por el viento, incluso

de primavera

(es que no puedo decir más)

besos
K

cerillas Garibaldi dijo...

The saddest and the loneliest !vaya parejita os habéis juntado!

Desde luego que no hay respuestas, pero siempre habrá palabras, música y cerillas.

Besos a las dos, Ignacio