miércoles, 1 de abril de 2009

Dudas, alginato y galletas




Abril es un mes especial, dicen.
Yo no lo dudo, o al menos no lo dudo mucho.
O no mucho más de lo que dudo el resto de los meses o del resto de los meses.

Soy de las que hacen caso a las señales. Bueno eso no es cierto. En realidad busco las señales y sí las encuentro las sigo, las persigo y las interpreto favorables (casi siempre). Pero en este momento estoy confusa y soy escéptica. Este mes es el aniversario de dos muertes cercanas, de dos cumpleaños ahora lejanos y de ningún amor que recordar (entiéndase, esta última parte, de la manera más liviana posible, sí es que es posible). Por otra parte este mes se anuncia propicio, no en horóscopos ni en estrellas, pero si en poesía y souvenirs, es decir, cosas para recordar.
Las señales son contradictorias.
El peso de los recuerdos está balanceándose por encima de mi cabeza mientras yo pongo un pie detrás de otro manteniendo el equilibrio o intentándolo.

Así comenzaba la semana. El post quedaba inconcluso, como un borrador, porque había (hay) demasiadas cosas rondando mi cabeza.

A veces, una (puede que no sea yo) se enfrenta a tantas situaciones nuevas, novedosas o no (que no es lo mismo pero es un poquito igual), que tarda en digerirlas. De hecho una se toma su tiempo para masticarlas, porque prevé lo complicado de la digestión, bebe incluso a la hora de tragar, pero estas, las cosas, las situaciones, las circunstancias, las sensaciones, o en masculino y más general: los temas, deciden, aun sin libre albedrío, ocupar el espacio concreto entre la glotis y la boca del estómago.

Esta amalgama, que me recuerda literalmente a un producto que utilizábamos cuando estudiaba caracterización y que se llama alginato, no necesariamente es una bola que tapona u obstruye el conducto gastro respiratorio, si no que se presenta en diferentes formas. En este caso resolvió irse quedando adherida a las paredes de la tráquea formando una especie de embudo.

El alginato se endurece a una velocidad de vértigo. Dentistas y caracterizadores pueden corroborarlo.

En esas estaba yo (aunque lo digo con la boca pequeña -de piñón o a piñón- porque no me acuerdo, o no quiero acordarme, en qué circunstancias o con qué soluciones se puede, una vez hecha la mezcla y endurecida, disolver el alginato).

Decía que se había formado un embudo. Los embudos siempre me han parecido utensilios controvertidos, pero en fin ese es otro tema, aunque este embudo también es controvertido.

No pretendo solventarlo aniquilándolo. Es probable que pierdan más mis carnes en el intento que el producto en sí. Además en huecos cóncavos, el alginato hace el positivo de la muestra, es decir, que quizá con cuidado y tiempo pueda sacar el positivo de todas esas circunstancias, situaciones, emociones o temas y ver no sólo el general si no cómo es una parte de mi interior sin necesidad de abrirme en canal. Para eso hará falta la complicada y no agradable tarea de conseguir vomitar la muestra, el positivo. Tal y como están las cosas me temo que será, sobre todo, complicado, ya que las exteriorizaciones últimamente no se me dan nada bien y necesito de estímulos externos (véanse: películas, canciones o violencia directa) para descargarme mínimamente de cualquier carga emocional.

El caso es que así están las cosas. No voy a destruirlo. Es una decisión categórica. Sé a lo que me enfrento, o creo saberlo, y antes de que ocupe todo mi cuerpo (que es otra opción) deberé pasar por el mal trago de expulsarlo, vía oral, para obtener el positivo.

Por si alguien aun no lo había notado, una (que no tengo porqué ser yo) es muy sentida pero siempre alberga esperanza e ilusión en que las cosas caminen.

En todo proceso existen variables que hacen inclinar la balanza a un lado o a otro, aunque sean prácticamente imperceptibles para un ojo poco entrenado.

Hoy han existido variables que han inclinado esa balanza ficticia al lado opuesto del derrotismo.

Entre otras La Asamblea de la Tierra Media donde no la comunidad del anillo si no La Comunidad Femenina del Corazón de Piedra (nueva arma de protección masiva) tenían diversos puntos del día a tratar.

Al contrario de lo que puedan pensar muchos esto, no es, no ha sido (no diré: no será en algún momento, por si acaso) algo como: "Reunión de pastores, oveja muerta" o llevándolo a nuestro terreno "Reunión de mujeres, date por jodido". En esta ocasión temas de mayor envergadura eran tratados y debatidos.

Además, nuestra comisión de festejos, donde no falta consejera cultural, programadora, departamento de marketing y una humilde servidora que desempeña funciones varias sin titulación, ha aprobado el calendario cultural y de fiestas de este mes.

Somos diligentes en los S.O.S, respetuosas con el turno de palabra y eficaces a la hora de entender, solventar y resolver los puntos, oficiales y extraoficiales, de la asamblea. Todo esto mientras degustamos un ágape que ni en Murcia se lo habrían creído.

De postre té y galletas (caseras).

Ya quisieran muchos políticos ser tan civilizados y entretenidos al tiempo.

Otra de las variables que inclina la balanza al optimismo ha tenido lugar esta mañana cuando por sorpresa un policía se ha personado en mi vivienda devolviéndome una cartera, que me sustrajeron hace algo así como mes y medio, con toda la documentación, aunque no el dinero (obvio). Esa circunstancia absurda (que lo ha sido) me ha hecho pensar que quizá las cosas vuelven poco a poco a su cauce.

Sea como sea el mes de abril será testigo de lo que acontezca. Yo me agarro a la ilusión que motivos no me faltan y si no vean:


¿Es? o ¿no es para estar ilusionada? (no es una pregunta).

Abril va a ser un mes especial.

Nares Montero

5 comentarios:

Oihana dijo...

Ea! Pues que lo sea. He tenido una semana de locos y no he podido responder al email que me enviaste contándonos lo del festival, así que aprovecho esta vía para darte mi más sincera enhorabuena y desearte que sea un éxito total (presagio que lo será).

Besazo!!!!!!

Queens dijo...

Es que los politicos deberian aprender de estas asambleas, las cosas irian mucho mejor.

Un besazo guapa que el mes de abril va a ser como minimo bonito e ilusionante.

Troba dijo...

wow!

Aute!!!

y sales tü; tambiën!!!

acuerdate de abril; si abril te llega

besos

pedrodemingo dijo...

Hola Nares, estoy cada vez mejor.
Mis abriles son buenos, es mi cumpleaños.. (mañana, jejeje).. pero este año encerrado en casa.
Enhorabuena por lo del festival, mucha mierda.
Un besazo

kika... dijo...

a nosotras NADIE nos roba el mes de abril...

nadie...

y es verdad, yo iba a comentar precisamente que no fue una reunión de:
a) poner a parir a nadie (la gente se pone a parir solita, supongo)
b) hablar de tíos

La corriente es mucho más profunda.

(a mí el alginato siempre me ha dado arcadas)

besos a miles
K