miércoles, 4 de marzo de 2009

Envidia - Perfidia

Yo no tengo que ser tú.

Vienes deslabazada y henchida.
Serpiente en la encimera.

Yo no tengo que ser tú.
Avaro alacrán de arena.

Criatura maldita, no te acerques.

Sí me posee la ponzoña
desbarato el mundo en un segundo.

Yo no tengo que ser tú.

No te valen argumentos.
Sesgue la hélice de un helicóptero tu cuerpo.

Yo no tengo que ser tú, ni quiero.

Nares Montero

2 comentarios:

Edu dijo...

Me ha gustado la utilizacion de la palabra deslabazada. El poeta recupera las palabras y las socializa.
Un Saludo.

acróbatas dijo...

Precisando el "ni quiero"... me quedo en ese desbaratar del mundo (por si acaso).

Un beso grande.
Vanessa