jueves, 13 de enero de 2011

Protocolo en caso de invasión alienígena I

"Aquel tipo tenía un tic, pero le faltaba un tac: por eso no era un reloj."
Ramón Gómez de la Serna




a G.
Dar la bienvenida a los peces que caen tras tus diluvios, aunque sea el ahogo de tiempo que provocas alegre. Mientras, observar con ojo telescópico tu invasión serena, como de lluvia. Extender los brazos sin temor a que la música verde de tu cuello caiga soberana a recorrernos. Abrir las puertas del pentágono para hacer la gran fiesta fractal que todos, inconscientes, esperábamos. Y en última instancia, sin precauciones, darnos a la etílica sensación de estar vivos y juntos, en la debacle o en la solera.

Nares Montero

1 comentario:

☆Vale dijo...

y si hubiese llovido ballenas?