lunes, 6 de septiembre de 2010

domingo al sol

A J.

Dejar pasar las horas
tumbados
la hierva abajo
y son las horas.

O el sol que acecha
con todos los filos
en el silencio
la hierva abajo
y son las horas.

Saber que son las horas
todas las del domingo
y tu partida
con la hierva abajo
y siete moscas devorándonos,
esas sí, son las horas
nuestras.

Nares Montero
(Foto: Xávea 2009. Nares Montero)