sábado, 7 de agosto de 2010

La santa inquisición no murió nunca.











El amor tiene derecho a equivocarse en los detalles
"Clíc" de Paco Sevilla


Es en la locura donde campa a sus anchas la poesía.

Tienen los dardos envenenados manos que me tocan.

Todo es una guerra de mariposas.

La paciencia es un elefante muerto.

Sigo vistiéndome de sacapuntas.

Quedan los pendientes solos sin orejas.
.
Los tratos con uno mismo son traicioneros.

La nevera está vacía, el hambre se lo ha comido todo.

Un segundo es mucho pedir.

La virtud habita en las camas desechas.

Sólo universo en tu imaginación.

Olvidarte es no volver a cepillarse los dientes.

El camaranchón sigue echándonos de menos.

Todas las horas dejaron de esperarnos.

Yo es anoréxico.

El camino fácil está lleno de erratas, el otro de faltas de ortografía.

La viga y la paja están hechas de lo mismo.

Los lagartos se rien de nosotros.

El sol es una carcel para gatos.

Mi vanidad suple tu ausencia.

Cumpleaños: Un escalofrío de gusanos por la espalda.

Los espejos no amortizan sueños.



Nares Montero
(Foto: Madrid 2006. Nares Montero)

2 comentarios:

Monogatari dijo...

Todo se pega
menos la esperanza.

Sergio y César dijo...

Me atrevo a ampliar el primer verso (osado que es uno)

Y expresión pura de vida.