lunes, 13 de julio de 2009

Repiterapia


No escribiré más poesía adversa.
Se repiten las consonancias y la mies.
El campo no deja de ser el mismo campo
y la catastrofe la misma, otra vez que piensa.
No escribiré versos altaneros,
ni serán graves las palabras que te pronuncien.
El mar avienta de las manos los hollejos tristes
que dejaron tus ojos frutas, tu piel en flor.
No vendrás de nuevo como nunca viniste,
antes o ahora, es lo único que se repite.

Nares Montero

1 comentario:

Regina dijo...

"El campo no deja de ser el mismo campo
y la catastrofe la misma, otra vez que piensa."


Acabo de descubrir tu poesía y debo decirte que me encanta.

Un saludo