sábado, 29 de noviembre de 2008

Licencia poética


-¿Te cuento un cuento?

- Venga va!- dijo ella con desgana.

- Mientras la...-

- Nooooooooooooo!!!! Eso no es un cuento! No me mientas! No te atrevas a mentirme!-

- ¿? ¿cómo?

- Eso no es un cuento!- repitió.

- Bueno pues será otra cosa. ¿Me dejas terminar?

- Pues no digas mentiras, no es un cuento. - refunfuña - venga sigue! - dice sin estar demasiado convencida.

- Pero no me cortes, vale?

- Que siiiiiii! veeenga!

Una vez que termino de leer el relato ella me dice indignada:

- Lo sabia! No es un cuento y me has intentado engañar!. Los cuentos empiezan por "había una vez..." y terminan con "...y comieron perdices". Así son las cosas! y no se mata al protagonista a la primera de cambio. Tienes mucho que aprender de mi!- Sentencia solemne.

- :O (yoconcaradeestupor no se donde meterme) XD Jajaja!- la conversación se acaba con una larga y profunda carcajada (me fué inevitable).




¿Seguimos enseñandole a los niños la vieja fórmula de Dysney, Pretty woman y Dirty dansing?


Ejemplos prácticos:


"Príncipe azul"

"Caballo blanco" (o limusina)

o "Clásica cazadora de cuero"


¿No nos han hecho ya demasiado daño a las de nuestra generación?


En fin... comamos perdices y sigamos besando sapos. ;)


Nares Montero

(Inspirado en una conversación con A. D.)

1 comentario:

Anyi dijo...

Bueno no puedo hacer otra cosa que sonreir uno de los motivos es este, ¡¡ que momento !! si es que ya sabes que yo soy así, pero creo que por eso te gusta compartir conmigo y leerme tus poesias, relatos o vivencias, precisamente porqué sabes que no soy la típica persona que pelotee a nadie y soy bastante cruel y sieeeeempre busco tres pies a Carolina, aún encantandome lo que escuche voy a poner un peeeeeeeero......

Espero que sigas contando con mi dura critica y posterior tanda de risas compartidas, yo mientras tanto me retiro de mi ventana, ya no necesito caballo blanco... tengo principe azul con clásica cazadora de cuero.

Bssmil aderezados con sonrisas