domingo, 20 de marzo de 2011

dolce far niente

“(...) la hermosura
niega la voz que intenta proclamarla.”
Anibal Núñez
Llega el mes de este vértigo
orillado. El sol brioso
apresura comiendo
los quicios de terrazas,
las calles rectas, solas
de almíbar,
como tú yergues, edulcorado,
mi nombre entre las patas
de metal y muerdes, exagerando,
toda azotea de silencio,
toda ruina en pie que es mi cuerpo dulce.

Yo entonces pienso: sal
rápido, los pájaros beben
de las fuentes, cada cosa nos mira
desde donde debe. Lo sé, es leve
el rumor –y se confunde por tanto
orden- que está acechando.
Veo las antenas como pinares
de abril y te digo que veo
en la lumínica ceguera
de esta primavera de satélites rugosos
el cieno que nos cubre, mientras sigues
sonriendo.
N
Foto: Egipto2009. Nares Montero

1 comentario:

M. dijo...

la primavera se ha vestido de Madrid.