miércoles, 28 de octubre de 2009

Toda lengua de hiedra

Toda lengua de hiedra
tonadilla
copla de tobillo que sube a las antenas
a receptores de dolor de masas
de carcajada oblicua

Toda la lengua hecha hiedra
el deseo
tan invisible
como los ultravioletas
al ojo humano
Y quema

Toda de lengua hiedra
los pies de raíces mojadas
donde todo lo cierro
porque tengo un miedo
atroz
a los finales abiertos


Nares Montero

4 comentarios:

kika... dijo...

me parece muy grande, Nares...

besos
K

Mario dijo...

"...porque tengo un miedo atroz a los finales abiertos..."

Madre mía, qué bueno...

Gracias por dejar tu huella en mi blog. Me quedo un rato, escuchando a O. Román y deseando el nuevo trabajo de Sabina. Todo confluye. Todo.

cerillas Garibaldi dijo...

A mí me dan miedo los finales cerrados...
Besos, C

Edu dijo...

Finales abiertos, pero es posible cerrar al fin?