miércoles, 2 de septiembre de 2009

Teorías del color: día 1


Los días de sol blanco
nos habitan,
fluorescentes, traen
la promesa de una lluvia futura
como una náusea anclada en la garganta.
El verano caduca.
La piel, entonces,
es el tambor hueco que gira
en una lavandería olvidada.
Miras.
Ves la gente.
Camina a fuego lento,
sin dejar que nada hierva en las calles,
ni en las entrañas.
Los escenarios donde pintan sus derrotas
se convierten
en una vigilia obscena,
en un escaparate
donde un sol de cartón piedra
sonríe
maliciosamente.


Nares Montero

2 comentarios:

kika... dijo...

:)

desde el sol de cartón-piedra!

Luis Torrús dijo...

Colores, me hacen falta, solo veo en escala de grises.

Se supera usted señorita Montero.

Besos de emoción contenida.