miércoles, 23 de septiembre de 2009

Ahorro

No contarnos cuentos.

Atropelladamente
nos saltamos los tiempos de cortejo.

Pirómana mirada antorcha
consume la duda.
O la aviva, o la nombra.

No derrochar en curriculums vitae.
Dar fe de la falsa legitimidad de los actos.
Prometer bajo juramento
que el silencio es (casi siempre) el mejor aliado.

Hay prisa por amar
incandescentes
insondables
noctámbulos

No contarnos cuentos
y creerlo
hasta perdernos de vista.

Nares Montero

1 comentario:

Leo Zelada Grajeda dijo...

Este parte me gusta: "Prometer bajo juramento
que el silencio es (casi siempre) el mejor aliado.